Los tipos de colágeno

El colágeno pertenece a una familia de proteínas naturales que genera el cuerpo humano. En este caso, los tipos de colágeno son tantos, que se distinguen entre ellos por las funciones que cumplen en la zona que estén. El colágeno aparece, sobre todo, en piel y huesos, pero además tiene muchas aplicaciones en salud y […]
RutinasEntrenamiento

El colágeno pertenece a una familia de proteínas naturales que genera el cuerpo humano. En este caso, los tipos de colágeno son tantos, que se distinguen entre ellos por las funciones que cumplen en la zona que estén. El colágeno aparece, sobre todo, en piel y huesos, pero además tiene muchas aplicaciones en salud y alimentación. Por ello, conviene conocer los tipos de colágeno que existen.

Los tipos de colágeno

Antes de abordar los tipos de colágeno, conviene saber qué es el colágeno. Se trata de una proteína cuya función principal es mantener unidas las estructuras del organismo (músculos, tendones, piel, ligamentos, cartílagos, órganos…). Así, es la molécula proteica que más abunda en el organismo, pues el 25% de proteínas del cuerpo, son de colágeno. Se estima que un 7% de la masa corporal del ser humano está formada por colágeno.

Los tipos de colageno funciones

Triple hélice

El colágeno está compuesto por tres cadenas, envueltas juntas en una triple hélice compacta . Cada cadena tiene más de 1400 aminoácidos de longitud. Esta estructura resistente está formada por una secuencia repetida de solo tres aminoácidos. Uno de cada tres aminoácidos es glicina (Gly rosa), un pequeño aminoácido que encaja perfectamente en la hélice. Pero las posiciones restantes en la cadena están ocupadas por dos aminoácidos inesperados: prolina (Pro, azul) y una versión modificada de la prolina, hidroxiprolina.(Hip, amarillo).

No hubiéramos esperado que la prolina fuera tan común en una estructura de hélice, porque forma un pliegue rígido en la cadena polipeptídica que es incompatible con la hélice alfa normal; de hecho, a menudo se usa prolina para interrumpir la hélice alfa y forzar la cadena a moverse. plegar.

Funciones del colágeno

El colágeno es el responsable de crear las fibras que son la base de las estructuras del cuerpo humano. Básicamente, el colágeno mide la firmeza y elasticidad de esta estructura. Además, es fundamental en la hidratación de las mismas.

Por otro lado, el colágeno posee la propiedad de combinarse con todo tipo de sustancias y minerales. Al final, es una capacidad necesaria para trabajar en todas las partes del cuerpo que lo requieren.

Los tipos de colageno polvo

Así, cuando se trata de la piel, el colágeno se combina con la elastina para formar una especie de red que sustenta la piel. Con los huesos, el colágeno se mezcla con cristales de calcio que crean el material óseo rígido y duradero. Estas combinaciones se dan en todo el cuerpo, por lo que se entiende que los tipos de colágeno sean numerosos. En concreto, 21 tipos de colágeno.

Un colágeno cuya producción disminuye con el paso de los años. El cuerpo humano está programado para durar, a pleno rendimiento, 40 años. De hecho, a esa edad, el organismo produce la mitad del colágeno que producía en la adolescencia. Esta disminución en los niveles de colágeno deriva en problemas en el organismo conocidos por todos. Dolor en las articulaciones, pérdida de visión, molestias generales. Básicamente, achaques de la edad.

Los tipos de colageno vitamina c

Dicho lo cual y, como ya hemos comentado, en el cuerpo humano hay 21 tipos de colágeno. Todos ellos dependen del tejido con el que trabajen y las sustancias con las que se combinen para hacer su labor. Así, los tipos de colágeno están considerados una familia de moléculas con elementos comunes, pero distintas entre ellas.

A día de hoy, se conocen 21 tipos de colágeno diferentes. Ahora, no se descarta que aparezcan más en un futuro. Cada tipo de colágeno tiene una labor fundamental en un determinado tejido del organismo. Cada uno, determina la operatividad del órgano del que forma parte. Por ello, los tipos de colágeno se diferencian en varios tipos:

Los tipos de colageno tipo I

Tipo I

Es el más abundante en el cuerpo humano. Es el que trabaja en huesos, tendones, córnea y los discos que se ubican en las vértebras. Este colágeno aporta al órgano de turno la resistencia y elasticidad necesarias pero con capacidad para que se estire lo suficiente.

También se encuentra en tejido cicatricial. Este hecho, junto con los hallazgos de algunos estudios, sugiere que el colágeno tipo I ayuda a curar heridas y posiblemente a la coagulación de la sangre.

Un estudio más reciente proporcionó péptidos de colágeno tipo I a 105 mujeres que padecían celulitis. Los resultados indican que el colágeno redujo la prevalencia de celulitis, especialmente en mujeres con rangos de peso normales.

El colágeno tipo I es más notable por sus propiedades anti-envejecimiento. Entre los diversos tipos de colágeno, esta proteína fibrosa minimiza mejor las arrugas y mejora la salud e hidratación de la piel.

Las mejores fuentes de colágeno tipo I:

  • Colágeno de pescado (o colágeno marino en general)
  • Clara de huevo
  • Péptidos de colágeno bovino
  • Alimentos ricos en proteínas , como pescado y ternera
  • Caldo de hueso

Tipo II

Encontrado en cartílagos más elásticos que el tipo I, el colágeno tipo II es conocido por promover la salud de las articulaciones. Si no te importa tanto el cuidado de la piel o la celulitis , este es un colágeno diferente para probar. Este tipo de colágeno es conocido por tratar el dolor articular con bastante eficacia.

Los estudios han encontrado que el colágeno tipo II puede librar a algunos pacientes de artritis reumatoide. Aunque se informaron pocos efectos secundarios, dos de cada 150 sujetos tuvieron náuseas.

De todos los suplementos de colágeno, se ha demostrado que el tipo II sobrevive intacto al sistema digestivo con más frecuencia que los otros tipos de colágeno que se toman por vía oral.

No debe esperar hasta que le duelan las articulaciones para tomar colágeno tipo II. El caldo de huesos es el alimento más rico en colágeno tipo II, pero también contiene otros compuestos beneficiosos como el ácido hialurónico. Muchos suplementos de colágeno también contienen colágeno tipo II.

Las mejores fuentes de colágeno tipo II

  • Caldo de hueso
  • Colágeno de pollo
  • Alimentos ricos en proteínas, como pollo
  • Polvo de proteína de colágeno múltiple

Los tipos de colageno liquido

Tipo III

El colágeno tipo III proporciona y mejora la estructura de los músculos, así como los órganos y vasos sanguíneos. Compuesto por fibras reticulares de malla , esta forma de colágeno es la segunda más prevalente después del tipo I.

El tipo III abunda en los intestinos. Algunos han pretendido que el colágeno tipo III ayuda a la salud intestinal, pero los estudios aún no están de acuerdo en este punto.

Se entiende que este tipo de colágeno facilita la síntesis de plaquetas sanguíneas y, por tanto, es vital para el proceso de coagulación de la sangre (coagulación).

Existe evidencia de tipo III (y en menor medida, de tipo I) que puede mejorar el rendimiento del ejercicio. Tiene sentido ya que el colágeno tipo III es el tipo que se encuentra más comúnmente en los músculos. Al utilizar colágeno tipo III, puede trabajar de manera más eficiente en la construcción de masa muscular o, finalmente, comenzar un plan de pérdida de peso con confianza. ( 15 )

La deficiencia de colágeno tipo III puede romper un vaso sanguíneo en casos extremos. Un examen de 14 pacientes que murieron de un tipo específico de aneurisma llevó a los investigadores a encontrar que casi la mitad tenía deficiencia de colágeno tipo III.

Las mejores fuentes de colágeno tipo III

  • Péptidos de colágeno bovino
  • Alimentos ricos en proteínas, como carne de res y pescado
  • Caldo de hueso
  • Polvo de proteína de colágeno
  • Clara de huevo

Tipo IV

Este tipo menos común de colágeno ayuda en la filtración de los riñones y otros órganos. El colágeno tipo IV existe de forma natural como bloques de construcción en diferentes capas de la piel. Estas capas de piel a menudo rodean nuestros músculos, órganos y células grasas.

El tipo IV se forma en láminas, en lugar de una estructura de hélice apretada, porque el colágeno tipo IV carece de un aminoácido específico (glicina) presente en la mayoría de los demás colágenos.

Lámina basal es el nombre científico de una capa profunda de piel. El colágeno tipo IV forma la lámina basal, que sirve como la mitad superior de la membrana basal. La membrana basal es donde las capas externas de piel se encuentran con las capas internas del cuerpo humano.

También se cree que este tipo de colágeno es importante para la cicatrización de heridas y la formación de un embrión. 

Las mejores fuentes de colágeno tipo IV

  • Claras de huevo
  • Otros alimentos ricos en proteínas
  • El colágeno tipo IV es muy difícil de encontrar en forma de suplemento.

Tipo V

El colágeno tipo V es un colágeno similar a una fibra que se encuentra en algunas capas de la piel, el cabello y, lo que es más importante, el tejido de la placenta. Al igual que otros tipos de colágeno, el tipo V se puede encontrar en las fibrillas de colágeno, es decir, fibras de colágeno largas y muy delgadas.

Dado que la placenta es vital para proporcionar nutrientes y oxígeno a los embriones en crecimiento, el colágeno tipo V se considera una proteína crucial para el desarrollo neonatal.

El colágeno tipo V también se encuentra en la córnea del ojo. La deficiencia de tipo V se ha asociado con una disminución de la transparencia en la córnea, lo que puede afectar la visión y la salud general de los ojos.

Además, la autoinmunidad al colágeno tipo V es un componente importante en el éxito o el fracaso de los trasplantes de pulmón .

Las mejores fuentes de colágeno tipo V

  • Polvo de proteína de colágeno múltiple
  • Alimentos ricos en proteínas, como claras de huevo

Los tipos de colageno

Resto de tipos de colágenos

Además de los cinco tipos de colágenos principales, podemos encontrar también estos otros tipos:

  • Tipo VI – También está en el tejido intersticial y el placentario, pero su labor es la de fijar los puntos en los que sea necesario un apoyo. Es una especie de vigilante que controla que todo el tejido esté en su sitio y haciendo la labor que le corresponde
  • Tipo VII – Es el colágeno que se encarga de separar distintos componentes de organismo, como por ejemplo una lámina basal, que resulta ser un elemento resistente, pero a la vez elástico
  • Tipo VIII – Se encuentra en el interior de las células que recubren los vasos sanguíneos y los vasos capilares
  • Tipo IX – Aparece en los cartílagos y las articulaciones. Su función es otorgar resistencia y presión a los mismos.
  • Tipo X – Tan sólo aparece en dos tipos de cartílagos: el mineralizado y el hipertrofiado

Los tipos de colageno pastillas formato

Por otro lado, además del colágeno natural que crea el cuerpo, tenemos el que podemos adquirir como suplemento. No obstante, lo recomendable es que este colágeno contenga también vitamina C y ácido hialurónico. Independientemente del que elijas, recuerda que la dosis diaria de colágeno recomendada es de 10 gramos.

  • Colágeno – Lo puedes comprar en polvo, pastillas o líquido, según prefieras. El colágeno contiene minerales como el zinc, magnesio, calcio, vitaminas D, K, B12, B6 o la coenzima Q10.
  • Vitamina C – Es fundamental para sintetizar el colágeno. De hecho, la una sin la otra no tienen demasiada utilidad.
  • Ácido hialurónico – Es otro elemento innegociable para asegurar la hidratación interna de la piel. Ayuda a reducir las arrugas y mejora el aspecto en general

Los tipos de colageno pastillas formato

No es el único tipo de colágeno como suplemento que puedes conseguir:

  • Colágeno hidrolizado – Esta proteína se obtiene mediante una hidrólisis, para disminuir el peso molecular de la proteína y que el cuerpo lo asimile mejor.

También te puede interesar:

4.60 / 5
4.60 - 4 Votos

También te puede interesar