¿Qué son los sustitutivos de comida? Respondemos a tus preguntas

A la hora de diseñar un programa de hábitos equilibrados, rutina de ejercicio + alimentación, para perder peso* o para mantenerlo* es muy posible que te hayan hablado o hayas leído sobre los sustitutivos de comida. Pero ¿Qué son y cómo funcionan realmente?, ¿Cuándo se pueden tomar?

Una de las formas más habituales con las que se consigue una pérdida de peso* o se busca el mantenimiento* del mismo es a través de un cambio en la alimentación, apostando más por una dieta equilibrada, junto con un aumento de la actividad física. A lo largo del blog, podéis encontrar rutinas y ejercicios para conocer más detalles sobre qué tipo de rutinas os pueden ir bien y cómo implementarlas en vuestro día a día. En este artículo únicamente nos vamos a centrar en los sustitutivos de comida para aquellos que queráis incorporar esta opción en vuestra alimentación.

¿Qué son los sustitutivos de comida?

Se llama sustitutivos de comida a aquellos productos que se presentan como una alternativa a una comida completa (pueden ser 2 dependiendo de tu objetivo*). El consumo de uno de estos productos ya aportaría todas las calorías y nutrientes (vitaminas, fibras y minerales) necesarios para el organismo.

Siken se trata de una marca referente en este tipo de productos y ellos ofrecen esta pauta en su página web:

  • Para adelgazar: La sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.
  • Para mantener: La sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

Dicho esto, es importante que tengas en cuenta que una alimentación con productos sustitutivos no es una solución a largo plazo. Ni para perder mucho peso ni esos kilitos últimos que son persistentes. Como con cualquier dieta, posteriormente será necesario volver a la ingesta de alimentos en las tres comidas principales del día -o dos si sueles ayunar- manteniendo unos hábitos equilibrados.

¿Cómo funcionan los sustitutivos de comida?

Algunas veces, la principal causa de tener un objetivo de pérdida de peso se debe a una mala alimentación o incorrectos hábitos alimenticios. Ante esto, muchas personas tienen la creencia de que lo que han de hacer es saltarse las comidas, lo que suele llevar a un círculo vicioso porque aumenta el hambre y la ansiedad, así que llegan a la siguiente devorando.

Una forma de que esto no ocurra es a través de un sustitutivo de comida. Este producto sustituye un plato completo a nivel nutricional y, para esas ganas de comer, son productos que suelen ser saciantes y ayudan a controlarse mejor. Por ello, es ideal como complemento para cuidar tu peso pues ayuda a reducir las calorías sin desesperarse por tener que dejar de comer.

¿Cuándo se pueden tomar?

Los sustitutivos de comida se pueden tomar tanto para la pérdida de peso* o el mantenimiento de peso*. Es una ayuda que puede favorecer que consigáis alcanzar ese objetivo que os habéis propuesto.

Veréis que hay infinidad de productos diferentes en la marca Siken pero se suelen recomendar en la comida y en la cena, o únicamente en la cena. Como complementos para los momentos entre horas, veréis que también tienen snacks y picoteos entre sus productos.

¿Qué productos hay de sustitutivos de comida?

Si nos centramos en la línea de productos Siken podéis sustituir una comida por: dos barritas sustitutivas Siken, 1 batido sustitutivo Siken, 1 natilla sustitutiva Siken form o 1 porridge sustitutivo Siken. Eso sí, es importante que os fijéis que no son Siken Diet, si no Siken, porque su composición es diferente.

Los sabores son de lo más variado y sugerente: brownie, vainilla, chocolate, frutos del bosque, naranja, cookie o capuccino.

¿Cómo conseguir el máximo beneficio?

Si lo que quieres es bajar de peso* o mantenerlo* es fundamental que siempre tengas en cuenta que debes llevar unos hábitos equilibrados: comer correctamente, hacer ejercicio diario (con 30 minutos de paseo vale) y dormir bien. Un buen estado de ánimo será clave también para conseguir estos objetivos y disfrutar de la vida.

 

*Para adelgazar: La sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.

*Para mantener: La sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar