Escrito por Tendenzias

Qué es la dextrosa y cuáles son sus beneficios

Si eres de las personas que se interesa por lo que come, seguramente habrás leído el etiquetado de tus alimentos mas habituales. Uno de los ingredientes que puedes leer es la dextrosa, o en otros casos glucosa. Si quieres saber que es la dextrosa, para que se suele utilizar y donde podemos encontrarla, sigue leyendo el artículo para no quedarte sin nada de información.

¿Qué es la dextrosa?

El azúcar podemos encontrarla de varias formas y una de ellas es la dextrosa, aunque es mas frecuente verla con el nombre de azúcar de maíz o glucosa. El nombre de dextrosa es el nombre que recibe dentro de la industria alimentaria, por eso también es común verlo en muchos suplementos deportivos. La dextrosa se trata de un monosacárido, por eso no hay que confundirla con el azúcar normal, el que tenemos en casa y que compramos en cualquier mercado, esta es un disacárido, un conjunto de monosacárido.

La absorción de la dextrosa es bastante rápida y sencilla, porque se trata de un hidrato de carbono simple que tras ingerirla dura muy poco tiempo en la sangre. Cuándo el cuerpo la absorbe por completo, lo hace de dos maneras distintas, una como glucógeno muscular y que se almacena en nuestra musculatura, mientras que en el hígado se almacena el glucógeno hepático.

Si buscas alimentos que contengan dextrosa, puedes optar por cereales o por la fruta, que incluye también fructosa. Es raro encontrar algún hidrato de carbono que no contenga dextrosa.

Usos de la dextrosa

La dextrosa tiene muchos usos para nuestro cuerpo y mas sabiendo que se trata de un hidrato de rápida absorción, así que tendrá muchos usos asociados a la práctica deportiva y es que el azúcar se convierte en glucógeno en nuestro cuerpo, siendo una fuente de energía importante para poder rendir al máximo

Falta de glucógeno

Es bastante posible que si has estado realizando algún deporte durante bastante tiempo o de forma muy intensa, sufras algún tipo de molestias, como mareos o incluso vómitos, y esto se produce porque nuestro glucógeno se esta acabando, ya sea por falta de hidratos en la dieta, por la intensidad o duración del entrenamiento o por las condiciones atmosféricas.

Si estamos faltos de hidratos de carbono, una de las mejores opciones es incluir un carbohidrato, como la dextrosa, en el entrenamiento o antes de él. Una de las formas mas eficaces es disolverla en el agua, facilitando su llegada al corriente sanguíneo. Algunos de los geles o dulces para deportistas incluyen este tipo de carbohidratos, convirtiéndose en otra opción posible.

Recuperación muscular

La dextrosa también puede emplearse al final de nuestra práctica deportiva con el objetivo de recuperarnos del desgaste sufrido. El período de tiempo mas apropiado para recuperarnos del desgaste sufrido son las 2 o 3 horas siguiente a finalizar, sino sería bastante complicado seguir con nuestro ritmo de entrenamientos.

Es por este motivo que al finalizar se consumen dextrosa o maltodextrina, una variante de la primera. Y si queremos maximizar la recuperación y las ganancias musculares, debemos añadirle proteínas a estos carbohidratos, aunque actualmente podemos encontrar algunos productos que los incluyen juntos.

Efectos secundarios de la dextrosa

Como ocurre con cualquier sustancia, si se usa mal o se abusa de él, el cuerpo no responderá de una manera correcta y es posible que veamos efectos adversos en nuestro organismo.

Hiperglucemia

La hiperglucemia, también llamada hiperglicemia, ocurre sobre todo en personas que sufren de diabetes y se trata de tener los niveles de azúcar en sangre demasiados altos. Esto ocurre cuándo el cuerpo produce poca insulina, una hormona que promueve la movilización de la glucosa, o no llega a recibirla. Algunos de los posibles síntomas de sufrir hiperglucemia son los siguintes:

  • La visión no es clara del todo, sino que veremos borroso.
  • Nos sentiremos cansados y sin ganas de hacer nada.
  • Nuestra piel pierde suavidad y se vuelve mas áspera.
  • Se orina mas de lo necesario, sobre todo en relación a la cantidad de líquidos ingeridos.
  • La boca no produce la misma cantidad de saliva.

Hipoglucemia

La hipoglucemia o hipoglicemia es tener los niveles de azúcar en sangre mas bajo de lo normal. Cuando comemos hidratos de carbono el cuerpo absorbe la glucosa para utilizarla como una fuente de energía y si nos excedemos, el hígado la almacena, para usarla en el momento que no tomemos azúcar, elevando nuestros níveles de azucar en el corriente sanguíneo, sin embargo a algunas personas no les aumenta sus níveles, por lo que posiblemente estén sufriendo hipoglucemia, pudiendo notarse en:

  • Mayor sensación de hambre.
  • Múltiples mareos y temblores musculares.
  • Ansiedad.
  • Fuertes mareos, pudiendo convertirse en desmayos.

Almacenamiento de grasa

El almacenamiento de grasa es un efecto secundario de consumir demasiada dextrosa, esto se debe a que en la sociedad actual es muy poco frecuente necesitar tener las reservas de grasa altas para la supervivencia, además esto es independiente de tener o no diabetes.

Dosis de dextrosa

Se recomienda tomar entre 30 y 60 gramos durante el ejercicio, dependiendo del peso del atleta, en las prácticas deportivas que superan la hora.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si te interesa consumirla después de entrenar, lo mas recomendable es tomar 10 gramos/kg/día de hidratos de carbono junto a 0’5 gramos/kg de proteínas a lo largo de la siguiente hora a finalizar el entrenamiento.

RutinasEntrenamiento

Newsletter