La mejor suplementación deportiva sin gluten para celíacos

Los suplementos deportivos, alimenticios y nutricionales se han convertido en un imprescindible para muchos deportistas, sobre todo los amantes del fitness y los corredores. La razón de su fama es que mejoran el rendimiento de su consumidor, facilita la recuperación tras el deporte, mejora la composición corporal, aumenta la masa muscular, protege las articulaciones e […]

Los suplementos deportivos, alimenticios y nutricionales se han convertido en un imprescindible para muchos deportistas, sobre todo los amantes del fitness y los corredores. La razón de su fama es que mejoran el rendimiento de su consumidor, facilita la recuperación tras el deporte, mejora la composición corporal, aumenta la masa muscular, protege las articulaciones e incorpora los nutrientes perdidos durante la práctica de la rutina. Por ello, en este artículo vamos a continuar hablándoos de los mejores suplementos deportivos específicos para celíacos A (libre de gluten, gluten free).

Suplementacion deportiva

Antes de que te lances a tomar cualquier tipo de suplemento deportivo es importante que recuerdes que ni todos los suplementos tienen la misma calidad y que un mismo suplemento puede tener efectos resultados en distintas personas, ya que varía según la alimentación, la carga congénita y la rutina deportiva que realices. Esto es fundamental que lo tengas bien presente, puesto que todos los suplementos no son buenos para todos los deportistas y que tomar suplementos no sustituye al trabajo físico.

Si tenemos en cuenta la celiaquía, todavía más hay que reafirmar que es importante conocer bien el producto que se quiere consumir.

Creatinina

Uno de los suplementos más importantes y más conocidos es la creatinina, la cual la producimos de manera natural a través de los aminoácidos esenciales. Su papel es el de mantener la energía del cuerpo y, por ello, es utilizada especialmente por deportistas que realizan rutinas de fuerza, siendo efectiva para aumentar el rendimiento en ejercicios de alta intensidad y la masa corporal.

En la alimentación diaria la puedes encontrar presente en los huevos, algunos pescados y la carne cruda. Pero, en los momentos en los que tu cuerpo no absorbe el nivel necesario o que necesitas un aporte de energía extra a los músculos que estás trabajando, se requiere del suplemento.

Este suplemento es apto para celíacos, al igual que pueden consumirlo intolerantes a la lactosa y vegetarianos. Eso sí, a la hora de comprar un suplemento es importante que veáis qué tipo de ingredientes contiene y en qué cantidad tiene la creatinina.

Proteína en polvo

Una de las proteínas más utilizadas y que más variedades oferta es la proteína en polvo, la cual también se adapta a las diferentes dietas que pueda llevar cada uno. Por ejemplo, la más conocida es el suero de leche pero no es apta para personas que sean intolerantes a la lactosa o sean veganos o vegetarianos. Otras opciones interesantes, también populares, es la proteína de soja o la proteína de guisante.

Una de las ventajas de las proteínas en polvo es que las puedes añadir a multitud de preparaciones, como puede ser en tu desayuno de gachas o porridge de avena, como en un batido o si te preparas tus propias barritas de cereales (100% recomendado). Eso sí, recuerda que tienes que corregir la cantidad de líquidos que incorpores.

Dicho esto, suena genial tener la opción de optar por proteína en polvo como suplemento pero, y esto es importante, puede ser difícil encontrar marcas 100% sin gluten. Haciéndonos eco del listado de lifestyle.fit, algunas de las marcas que certifican ser aptos para celíacos son: Whey Fuzion y Cor Performance Whey, ISO Fuzion y ISO 100, Proteína Carnivor, Vegan Protein, Brown Rice Protein Powder, Elite Casein, Elite Fuzion, All Natural Elite Whey Protein. No olvides siempre comprobar los ingredientes y confirmarlo, ante la duda, opta por otra marca si ves que no está claramente señalado.

Suplementos multivitamínicos y minerales

¿Es necesario tomar suplementos multivitamínicos y minerales? No, independientemente del tipo de rutina que hagas o si no haces ninguna de ellas de forma temporal. Este tipo de suplementos solo ha de tomarse cuando el médico lo prescribe porque falta algún tipo de vitamina o mineral, pero no antes. Tened en cuenta que una alimentación saludable y equilibrada ya os está aportando la cantidad suficiente de minerales y vitaminas que necesita vuestro cuerpo, no es necesario tener que tomarlos ni de forma preventiva ni por que sí, es más, puede ser dañino porque puede haber un exceso.

En cuanto a aquellos que estéis llevando una dieta alimenticia restrictiva, como puede ser para la pérdida de peso o una dieta vegetariana o vegana, tampoco hay que tomársela porque sí. Lo mejor es solicitar una analítica para comprobar que todas las vitaminas y minerales tienen los niveles adecuados. Os menciono a los vegetarianos o veganos porque muchas personas con este tipo de alimentación pueden tener baja la vitamina B12 y hay que buscar suplementos que lo equilibren.

A la hora de tener que tomar algún complemento vitamínico o mineral es importante que os fijéis en la composición de la misma para comprobar que no tienen gluten, los ingredientes que contienen y que escojáis el más natural posible, sin aditivos ni cosas innecesarias. Por ello, lo mejor es consultar con un farmacéutico o un profesional para que os pueda guiar en vuestra elección.

Aminoácidos Ramificados o BCAAS

Tanto los aminoácidos esenciales como los ramificados son necesarios para nuestro organismo. Se suele hablar más a menudo de los esenciales, pero los ramificados también juegan un papel fundamental puesto que -desde el punto de vista del ejercicio- tienen una función directa sobre la creación, el mantenimiento y la recuperación del músculo.

Se llaman ramificados porque, a diferencia de los esenciales, estos tienen una estructura ramificada. Se encuentran muy presentes en los músculos esqueléticos (músculos estriados) y en total son tres: la valina, la isoleucina y la lecuina.

La obtención de estos aminoácidos es a través del consumo de alimentos ricos en proteína o de suplementos específicos. Si mantienes una dieta sana y equilibrada verás que no es necesario que aumentes el consumo de los mismos a través de suplementos, pues se puede obtener de forma natural con facilidad pues está presente en multitud de alimentos: carne, pescado, leche y huevo.

En el caso de dietas veganas o vegetarianas deciros que también se encuentra presente en las verduras, frutos secos y legumbres pero puede que en menor cantidad, por lo que va a ser importante complementarlo bien para que alcance el nivel suficiente. Algunos de estos alimentos son la soja, cacahuetes, altramuces, lentejas, judías, almendras y garbanzos.

Otros artículos que pueden resultarte complementarios son:

Fuente: aptvs, myprotein, lifstyle.fit

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar