Escrito por

El equilibrio energético frente a la obesidad

Alcanzar el equilibrio energético puede ser complicado si no se conoce cómo conseguirlo o qué aspectos son los que afectan, aspectos que son proclives para sufrir obesidad.

DIETA-Y-EJERCICIO

Podríamos afirmar que una de las razones por las que se produce la obesidad es el desequilibro energético que se produce cuando el balance entre la ingesta de alimentos en forma de nutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono) y la energía consumida tiene una relación desigual.

Hay ocasiones en los que los amantes del deporte tienden a intentar aumentar el gasto de energía para equilibrar el balance energético pero, lo que muchas veces se desconoce es que se produce un gasto energético de muchas maneras y no sólo a través del ejercicio físico. Las funciones vitales del organismo también necesitan de energía por lo que aquí tenemos otra fuente de gasto que normalmente no se tiene en cuenta.

Dieta para aumentar volumen muscular

Un dato que tenemos que tener muy en cuenta, y que se ha aportado en la sesión científíca ‘Balance energético y encuestas alimentarias‘ del estudio ANIBES en la Real Academia de Medicina, es que “El peso corporal varía sólo cuando el gasto es desigual a la ingesta en periodos relativamente largos de tiempo y no debemos olvidar que existe una ingesta mínima de energía y por lo tanto lo más adecuado es aumentar el gasto y no seguir reduciendo únicamente la ingesta” (Ángel Gil, presidente de la Sociedad Española de Nutrición).

Iremos obteniendo más información sobre cómo se puede llegar a prevenir la obesidad a través del control del balance energético según se vayan desvelando las conclusiones del estudio ANIBES que ha contado con las nuevas tecnologías como forma de obtener datos más precisos a través de encuestas sobre el balance energético a nivel individual para poder extrapolarlo a las diferentes poblaciones.