El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias

Colesterol bueno, colesterol malo y la eterna duda de cuál es cuál y dónde están los límites de cada uno. Una duda que vamos a ayudar a resolver explicando qué es el Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias ¿Qué es el Colesterol LDL? Hablar de colesterol es hablar de una sustancia adiposa […]
RutinasEntrenamiento

Colesterol bueno, colesterol malo y la eterna duda de cuál es cuál y dónde están los límites de cada uno. Una duda que vamos a ayudar a resolver explicando qué es el Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias portada

¿Qué es el Colesterol LDL?

Hablar de colesterol es hablar de una sustancia adiposa que está en las células del organismo. Es el hígado el que se encarga de su creación, aunque también está en algunos alimentos y es necesario para el correcto funcionamiento del cuerpo, aunque en su justa medida. Por tal motivo, conviene saber qué es el Colesterol LDL, más conocido como Colesterol Malo.

El Colesterol LDL es una lipoproteína (lípidos + proteínas) de baja densidad que se mueve por la sangre en todo el cuerpo. De ahí que un nivel elevado de este Colesterol LDL pueda obstruir las arterias (arteriosclerosis) y disminuir el flujo de sangre que llega al corazón, limitando la llegada de oxígeno. Así, otras dolencias en las que puede derivar un alto nivel de Colesterol LDL son infartos de miocardio o anginas de pecho.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias mensaje

Foto: @dietbeka

Para medir el nivel de Colesterol LDL debemos realizar un análisis de sangre. Lo recomendable es hacerse una primera prueba con 2 años, si hay antecedentes familiares. Si no, se puede demorar hasta haber cumplido los 9 años. La prueba se irá repitiendo cada 5 años de forma regular, hasta cumplir los 45, donde se recomienda hacérsela de forma anual, hasta cumplir los 65 años.

Los distintos niveles de Colesterol LDL serían:

  • Recomendable – Menos de 100 mg/dL
  • Casi recomendable – 100-129 mg/dL
  • Al límite – 130-159 mg/dL
  • Alto – 160-189 mg/dL
  • Muy alto – Más de 190 mg/dL

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias deporte

Foto: @japkejanneke.nl

Entre los elementos que pueden afectar el nivel de Colesterol LDL están la dieta, el tabaco, la edad, el peso, el sexo, los antecedentes familiares, incluso la raza o las medicinas que tomemos.

Así, para reducir un nivel alto de Colesterol LDL, lo más aconsejable es una dieta sana, hacer deporte, vigilar el peso y, llegado el caso, hacer tratamiento con medicamentos que, normalmente, es a base de estatinas.

¿Qué es el Colesterol HDL?

Obviamente, en contraposición toca saber qué es el Colesterol HDL o Colesterol Bueno. También son lipoproteínas que, en este caso, llevan el colesterol de todo el cuerpo al hígado, donde es eliminado.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias dieta

Foto: @sustainable_vida

El Colesterol HDL también se mide con una prueba en sangre y con la misma frecuencia que el Colesterol LDL. Eso sí, los niveles de Colesterol Bueno en sangre varían notablemente:

  • Menos de 19 años – Más de 45 mg/dL
  • Hombre mayores de 20 años – Más de 40 mg/dL
  • Mujeres mayores de 20 años – Más de 50 mg/dL

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias control de peso

Foto: @somosketo

Cuanto más alto sea el nivel de Colesterol HDL, más reduciremos el riesgo de enfermedades coronarias y cerebrovasculares. Para conseguirlo, basta con llevar una dieta equilibrada, controlar el peso, no fumar, no beber alcohol y llevar una vida activa con práctica regular de deporte.

  • Control de peso – Si nos mantenemos dentro de nuestro peso recomendado, reduciremos el Colesterol LDL y aumentaremos el Colesterol HDL. El exceso de peso supone un incremento de grasa corporal que afecta, de forma directa, al Colesterol Bueno.
  • Hacer ejercicio – La recomendación es hacer, a diario, un mínimo de 40 minutos de deporte. Desde caminar a nadar, pasando por montar en bicicleta. Todo vale para tener unos hábitos saludables y activos que aumenten el Colesterol Bueno y minimicen el riesto de problemas cardiovasculares.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias vida sana

Foto: @lagiflly

  • Tabaco – Fumar hace que la concentración de Colesterol HDL en sangre se reduzca, por culpa de los radicales libres que entran en el organismo a través del humo inhalado.
  • Estrés – La denominada enfermedad del siglo XXI también tiene incidencia directa en el nivel de colesterol. Si estamos alterados, el organismo genera más Colesterol Malo para proteger las células, con el riesgo que ello conlleva

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias estrés

Foto: @tiendasahumos

Por el contrario, algunos medicamentos pueden influir en una reducción del Colesterol Bueno. Hablamos de esteroides anabólicos (hormonas), benzodiazepinas (ansiedad), progestinas (píldora anticonceptiva) o betabloqueantes (presión arterial)

A la hora de mantener una dieta saludable, conviene conocer los tipos de grasas que tomamos y adecuarlas a nuestras circunstancias. Si necesitamos ayuda, no hay que dudar en acudir a un nutricionista para que nos haga una dieta personalizada, basada en nuestros niveles de colesterol.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes

A pesar de tener nombres antagónicos, las similitudes entre el Colesterol LDL (Malo) y el Colesterol HDL (Bueno) son varias y conviene tenerlas en cuenta.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias comida saludable

Foto: @saptaningsihsumarmi

  • Necesarios para el organismo – Tanto un colesterol como otro son imprescindibles para el normal funcionamiento del organismo. Lo que debemos controlar es que ambos estén en unos niveles óptimos, especialmente el Colesterol LDL.
  • Análisis conjunto – A la hora de medir los niveles de Colesterol con un análisis de sangre, éste determina la medida en que tenemos tanto el Colesterol LDL (Malo), como el Colesterol HDL (Bueno). Así, también conviene conocer los niveles de colesterol total que debemos presentar tras un análisis de sangre:
    • Nivel normal – Por debajo de 200 mg/dl
    • Nivel normal/alto – Entre 200 y 240 mg/dl
    • Nivel alto – Por encima de 240 mg/dl

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: diferencias

Las diferencias entre el Colesterol LDL y el Colesterol HDL son notables, empezando por el sobrenombre que usan: Colesterol Malo y Colesterol Bueno.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias dieta saludable

Foto: @maryjodeering

  • LDL significa Lipoproteína de Baja Densidad (Low Density Lipoprotein), mientras que HDL es Lipoproteína de Alta Densidad (High Density Lipoprotein)
  • La LDL transporta el colesterol a los tejidos del organismo, un elevado nivel de Colesterol Malo puede desembocar en un incremento de placas de ateroma. Se trata de una peligrosa acumulación de colesterol en las paredes arteriales que impide el normal flujo de sangre por ellas y que puede tener consecuencias graves para la salud.

El Colesterol LDL y el Colesterol HDL: similitudes y diferencias fumar

Foto: @kingvapepakistan

  • Por su parte, las Lipoproteínas de Alta Intensidad hacen el recorrido inverso, es decir, retiran el colesterol sobrante de los tejidos y las placas de ateroma, llevándolo hasta el hígado donde es desechado. Obviamente, son una de las defensas del organismo contra la arteriosclerosis y los infartos de miocardio.
  • El nivel de Colesterol Malo (LDL) no debería superar los 100 mg/dL y, de hacerlo, el máximo establecido como límite peligroso está en 160 mg/dL. Mientras, el nivel mínimo de Colesterol Bueno (HDL) que se establece como recomendable está por encima de 35 mg/dL en hombres y 40 mg/dL en mujeres.

También te puede interesar