Mejores Ejercicios De Kegel: Beneficios

Tanto para mejorar nuestro suelo pélvico como para facilitar el embarazo y su posterior parto, es importante hacer ejercicios relacionados con el abdomen y toda la musculatura que se encuentra cercana, por eso los ejercicios de Kegel son de los mejores que podéis empezar a hacer para dominarlos cuanto antes, aunque cualquier persona puede hacerlos […]
RutinasEntrenamiento

Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos que se encuentran por debajo del útero, la vejiga y el intestino. No solo puede ayudar a los hombres y mujeres con problemas, siempre son buenas opciones para añadir a nuestra rutina de ejercicios para el core.

  • Con el paso de los años, cada vez cobrará mas importancia estos ejercicios.
  • Son buenos para hacer si hemos aumentado nuestro peso de forma rápida y considerable.
  • Antes, durante y después del embarazo, facilitará el parto y su recuperación posterior.
  • Después de sufrir una cirugía ginecológica
  • Tras pasar por una cirugía de la próstata

Las personas que tienen trastornos cerebrales y nerviosos también pueden tener problemas con escape de orina o control intestinal.

Si sufres de algún problema de nervios que te impida controlar tu esfínter o tu intestino, esta serie de ejercicios son perfectos para paliarlos. Una de las ventajas de estos ejercicios es que no necesitan nada de material, si acaso una pequeña esterilla, puedes hacerlos mientras trabajas sentado, mientras comes o simplemente si ves la TV.

Un ejercicio de Kegel es simular que tienes que orinar y luego aguantar. Debes relajarte y  después apretar los músculos que controlan el flujo de orina. Al principio es complicado localizar los músculos correctos que va a apretar, aunque este paso es importante.

La próxima vez que tengas que orinar, empieza y luego para  en el ultimo momento. Siente los músculos de la vagina o de la pelvis, la vejiga o el ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Todos estos son los músculos que forman el piso pélvico. Si los sientes firmes y «duros», ha hecho el ejercicio de manera correcta. Los muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados.

Si todavía no está seguro de estar apretando los músculos correctos:

  • Imagina que está tratando de evitar expulsar una flatulencia.
  • Mujeres: puedes introducir un dedo dentro de la vagina. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.
  • Hombres: introduce un dedo dentro del recto. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

¿Cómo debo hacer los ejercicios de Kegel?

Cuándo sepas hacer los ejercicios de Kegel de forma correcta, lo mas apropiado es hacerlo unas 2 o 3 veces al día:

  • Asegúrate de que tu vejiga se encuentre vacía y luego siéntate o túmbate.
  • Aprieta todos los músculos de tu suelo pélvico. Cuando estén apretados cuenta hasta 3 o 5 segundos.
  • Relaja tus músculos y cuenta de nuevo hasta 3 a 5 segundos.
  • Repite esto 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche)

Un aspecto muy importante a la hora de hacer estos ejercicios es estar muy relajado y tener una respiración profunda durante todo el momento, tras solo un mes o poco mas vas a empezar a notar mejorías no solo visuales sino que verás como vas mejor al baño y como ciertos dolores o molestias terminan desapareciendo.

Beneficios de hacer los ejercicios de Kegel

Por medio de los ejercicios de Kegel se fortalece el músculo pubocoxigeo, que se encuentra en el suelo pélvico, también conocido perineo. Mantenerlo en forma es necesario para el control de algunas funciones corporales. Los beneficios de una rutina de ejercicios de Kegel son los siguientes:

  • Erecciones más fuertes y duraderas: aunque la erección se produce por la acumulación de sangre de unos cuerpos cavernosos del pene, también actúan una serie de músculos que controlan la resistencia y pueden ayudar a conseguir mejores erecciones.
  • Control de la eyaculación: cuanto más fuerte sea el músculo pubocoxigeo, mayor control habrá sobre el momento de eyacular. Gracias a los ejercicios anteriores se puede prolongar por más tiempo la duración del acto sexual.
  • Mejora los orgasmos: la fuerza del orgasmo también se relaciona con la fuerza que se pueda ejercer sobre el músculo y es que para poder contener la eyaculación durante el orgasmo se aumenta el placer, así que tener esta parte fortalecida prolonga el momento del clímax y lo hace más fuerte.
  • Previenen la incontinencia urinaria: de la misma manera que se puede controlar el orgasmo por medio de estos ejercicios, también se puede controlar la incontinencia de la orina. Si el músculo está fuerte se puede contraer con mayor fuerza como para que no existan pérdidas involuntarias.
  • Mejora los problemas de la próstata: estos ejercicios y algunas variantes también permiten fortalecer la próstata. Este órgano es un músculo que es el encargado de enviar el semen que se produce desde las glándulas seminales hacia la uretra. En su interior se acumula la parte más voluminosa del semen hasta que es expulsado con fuerza. La falta de control no contendrá la salida del fluido y no permitirá orgasmos potentes.

  • Previene los prolapsos: con la pérdida de la fuerza muscular se pueden dar casos de prolapso, es decir, el descenso de algún órgano interno hacia el exterior. Si los músculos del suelo pélvicos estan fuertes y en prefecto estado, esto no va a ocurrir.
  • Ayuda a recuperarse de una cirugía en el aparato genital: tras pasar por una operación genital se necesita un periodo, mas o menos corto, de recuperación y rehabilitación. Es posible que algunos doctores recomiende estos ejercicios para devolver la funcionalidad.
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar