Endomorfo: qué es, cómo tiene que entrenar, qué tiene que comer y diferencias con otros somatotipos

Más de 7.500 millones de personas en todo el mundo pero la categorización de los cuerpos se reduce a tres tipos: endomorfos, ectomorfos y mesomorfos. Pues bien, nosotros vamos a analizar la que, a día de hoy, es más común en Europa: Endomorfo: qué es, cómo tiene que entrenar, qué tiene que comer y diferencias […]
RutinasEntrenamiento

Más de 7.500 millones de personas en todo el mundo pero la categorización de los cuerpos se reduce a tres tipos: endomorfos, ectomorfos y mesomorfos. Pues bien, nosotros vamos a analizar la que, a día de hoy, es más común en Europa: Endomorfo: qué es, cómo tiene que entrenar, qué tiene que comer y diferencias con otros somatotipos

¿Qué es un Endomorfo?

Antes de contar todo sobre el somatotipo endomorfo, debemos saber qué es un endomorfo. En este caso, es el tipo de cuerpo más grueso. Su metabolismo lento hace que acumule grasa con facilidad, lo que se traducen en aumento de volumen y peso. Lo positivo de ser endomorfo es que el músculo también aparece más rápidamente que en los otros dos somatotipos.

Endomorfo portada

Reconocer un cuerpo endomorfo es sencillo, atendiendo a las características que presenta. Hablamos de un cuerpo robusto, de extremidades cortas, cabeza y cara redondeadas, cintura ancha y caderas curvas. El somatotipo endomorfo, el más habitual en Europa, también implica dificultad para perder peso y suele ser genético o hereditario, pues los familiares cercanos suelen tener un físico similar

Endomorfo gimnasio

Foto: @wayland_hood

La predisposición a acumular grasa del cuerpo endomorfo se combina con el hecho de que se distribuya por todo el cuerpo de forma proporcionada. Esto genera un aumento del volumen proporcional en todo el cuerpo. La diferencia con los ectomorfos y mesomorfos es que, en estos casos, la grasa se acumula de forma localizada en partes concretas.

¿Cómo tiene que entrenar un Endomorfo?

Ahora que sabes si eres o no endomorfo, te contamos cómo tiene que entrenar un endomorfo. Éste es un punto importante pues sirve para desmitificar una actividad errónea. Y es que el cardio, por ejemplo salir a correr o hacer bici, no implica resultados positivos en este somatotipo. Es decir, si lo que buscamos es perder peso, no es necesario echar horas haciendo cardio como si no hubiera un mañana.

Endomorfo hiit

Foto: @wellnesscityfunctionalgym

En vez de cardio, el endomorfo puede realizar un programa de fuerza básico en el que, además de mejorar la musculatura, va a quemar un buen número de calorías. Esta rutina, además de ayudar a perder peso, será la base de la mejora sustancial que buscamos. Hablamos de ejercicios conocidos y sencillos de ejecutar, como por ejemplo press de banca, sentadillas o lunge.

No obstante, si nos centrarmos en hacer ejercicios de fuerza, podemos terminar con el cuerpo hinchado y desproporcionado. En este caso, lo recomendable es combinarlos con entrenamientos de alta intensidad. Las conocidas como rutinas HIIT te ayudarán con la quema de calorías y te darán un fondo físico envidiable.  Además, según vayas mejorando, podrás incluir en ellas, por ejemplo, el uso de pesas rusas, que incluso vienen muy bien para trabajar en casa.

Endomorfo resultados

Foto: @gwotee

Con esta combinación, conseguirás mantener el metabolismo activo todo el día. De hecho, incluso los días de descanso, es recomendable hacer alguna sesión corta pero intensa. En ese caso, el Método Tabata es ideal para perder peso. Comienza trabajando cuatro días con sesiones duras y tres con entrenamientos más cortos.

¿Qué tiene que comer un Endomorfo?

Ni que decir tiene que para un cuerpo endomorfo, la alimentación es clave. De hecho, saber qué tiene que comer un endomorfo debe ser lo primero que aprenda, por encima de los entrenamientos.

Endomorfo dieta

Foto: @kammakams

Todo comienza por reducir,incluso eliminar, los carbohidratos simples y los azúcares. En este caso, la dieta será rica en proteínas, vegetales con gran carga de fibra y grasas magras. La proporción diaria ideal quedaría así:

  • 40% de carbohidratos
  • 30% de grasa magras
  • 30% de proteínas

El motivo por el que muchas dietas no funcionan para los endomorfos, es porque reducir calorías no ayuda, pues el organismo activa sus mecanismos para sobrevivir. Así, limitando calorías, conseguimos que reduzca las calorías que consume, en vez de tirar de grasas. El resultado es que estaremos más cansados

Endomorfo alimentación

Foto: @kingsivad1017

Así, las grasas y las proteínas ayudarán con sus propiedades saciantes, mientras que los carbohidratos serán los que nos ayuden a construir músculo nuevo. De ahí la importancia de meter más carga de cabohidratos los días que haya entrenamiento intenso, y reducirla los días que toque sesión HIIT de corta duración.

Tampoco está mal dejar al cuerpo en ayunas durante unas horas. Es una medida que puede parecer extrema pero que ayuda a que el sistema digestivo descanse y el cuerpo, ya habituado a los entrenamientos, eche mano de las reservas de grasa. Además, acostumbrar al organismo a periodos de no ingesta de alimentos, te dará una flexibilidad metabólica que será beneficiosa si la trabajas con asiduidad.

Endomorfo ayuno

Foto: @lynn_euh

Eso sí, debemos tener claro que en un cuerpo endomorfo, los resultados visibles pueden tardar varios meses en llegar. Toca ser paciente, constante y trabajar duro, tanto con la alimentación, como en los entrenamientos. Y eso que con algunos suplementos deportivos, también podemos ayudar a alcanzar los objetivos.

Las diferencias de un Endomorfo con otros somatotipos

Para concluir, echamos un ojo a las diferencias de un endomorfo con otros somatotipos, en este caso, ectomorfo y mesomorfo.

Endomorfo diferencias

Foto: @fatdaysgone

  • Endomorfo – Como hemos visto, el somatotipo endomorfo es el más obeso de los tres. Tiende a engordar y acumular grasa con facilidad, por lo que su dieta y su entrenamiento deben ser constantes y específicos. El lado positivo es que igual que gana peso, también incrementa su fuerza y volumen con facilidad, además de notar resultados positivos en menos tiempo que el resto.
  • Ectomorfo – El somatotipo ectomorfo se sitúa en el extremo contrario al ectomorfo. Se trata de un cuerpo delgado, con peso por debajo del recomendado y las extremidades largas y finas. Al tener el metabolismo acelerado, les cuesta ganar músculo, aunque tendrán mayor ventaja a la hora de eliminar grasas. También requieren de un entrenamiento específico, en este caso de fuerza, y una dieta muy concreta.
  • Mesomorfo – El punto intermedio entre el cuerpo endomorfo y ectomorfo lo encontramos en el mesomorfo. Ni grueso, ni delgado, combina lo mejor de cada opción, con un metabolismo equilibrado y sin necesidad de hacer dieta. Produce músculos con facilidad, tiene aspecto sano, incluso musculado y puede centrar más su rutina de entrenamiento en la zona específica que quiera desarrollar.
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar