Escrito por

Polea al pecho

¿Estás siguiendo una rutina de entrenamiento para ganar masa muscular y volumen y buscas ejercicios que puedan ayudarte a trabajar la zona de la espalda? Si es así, una de las mejores soluciones es el ejercicio polea al pecho, uno de los más comunes dentro de cualquier rutina de musculatura para ensanchar el torso y el tren superior. A continuación, en Rutinas Entrenamiento, te mostramos cómo realiza el siguiente ejercicio y los beneficios que aporta a tu entrenamiento.

polea al pecho

En qué consiste la polea al pecho

La polea al pecho es un ejercicio básico para trabajar los músculos de la espalda, en especial el redondo mayor y el dorsal ancho. Sin embargo, este ejercicio también trabaja otras zonas del brazo, aunque secundariamente, por ejemplo el bíceps, los músculos braquiales, el trapecio o el deltoides. Se podría decir que es un ejercicio muy completo.

Para realizar este ejercicio necesitamos usar una máquina específica que contenga una polea. La manera de realizar el ejercicio correctamente es la siguiente:

  • Sentado frente al aparato, piernas fijadas, barra cogida en pronación, manos muy separadas, inspirar y tirar de la barra hasta la horquilla esternal, ensanchando el pecho y llevando los codos hacia atrás. Espirar al final del movimiento.

Este ejercicio, excelente para desarrollar la espalda en grosor, trabaja principalmente las fibras superiores y centrales del dorsal ancho. También se solicitan el trapecio (porciones media evinferior), el romboides, el bíceps braquial, el braquial anterior y, en menor medida, los pectorales.

Ya hemos visto en qué consiste básicamente el ejercicio, ahora profundizaremos un poco más en su técnica y en los errores que debemos evitar al realizarlo.

Técnica a la hora de realizar el ejercicio de polea al pecho

Se trata de un ejercicio que no tienen mayor complicación técnica. Una vez sepamos unas pautas básicas o podremos realizar sin ninguna dificultad.

polea pecho La posición debe ser cómoda, sentados, con los pies completamente apoyados en el suelo. La propia máquina facilita mucho la tarea de “acoplarse” a ella en incorpora unos cojines que quedan situados por encima de nuestros muslos para mejorar la fijación.

El esfuerzo se debe realizar únicamente con los brazos. La espalda debe permanecer en una posición fija, un poco inclinada hacia atrás.

Las repeticiones deben realizarse de forma suave y continuada, evitando dar tirones, ya que esto podría provocar tirones o incluso lesiones musculares.

Hay que realizar el ejercicio con la carga adecuada, no seamos unos “gallitos” y tratemos de cargar la polea con demasiado peso porque el resultado puede ser el mismo que en el punto anterior: lesión muscular.

Cabe decir que dependiendo del tipo de agarre que usemos podemos trabajar más unos músculos u otros:

  • Si realizamos un agarre más estrecho, se trabaja más la zona del dorsal inferior.
  • En cambio, si separamos más el agarre de las manos se trabajará más los músculos dorsales superiores.

Esto es todo lo que deberías saber para realizar la polea al pecho con todas las garantías de estar haciendo el ejercicio de forma correcta y trabajando los músculos de tu espalda y brazos correctamente.

Ahora, para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video: polea al pecho

Ya os hemos explicado de palabra cómo realizar este ejercicio de forma correcta, pero lo vais a poder ver todavía mejor en el siguiente video:

Enlaces de interés

En Rutinas Entrenamiento tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos