Los mejores trucos y consejos para no engordar en Navidad

Con la llegada de la Navidad, llegan tan bien las grandes comidas y las cenas, sobre todo el día de Nochebuena y de Nochevieja. Y estas comidas suelen trae consigo unas fuertes subidas de peso y luego vienen los disgustos y las prisas por querer perder el peso que hemos cogido. Por este motivo, os […]

Con la llegada de la Navidad, llegan tan bien las grandes comidas y las cenas, sobre todo el día de Nochebuena y de Nochevieja. Y estas comidas suelen trae consigo unas fuertes subidas de peso y luego vienen los disgustos y las prisas por querer perder el peso que hemos cogido.

Por este motivo, os vamos a contar algunos trucos y los mejores consejos para no engordar en Navidad y que volváis a las vueltas de estas pequeñas vacaciones con un gran estado de forma.

deporte durante la navidad

Los mejores trucos y consejos para no engordar en Navidad

Estos consejos que os mostramos a continuación se basan en varios aspectos, desde nutricionales hasta algunos mas relacionados con el entrenamiento o con tus hábitos diarios.

  • Que tu alimentación sea saludable y tenga todos los nutrientes: lo más importante, no solo en estas fechas, sino en tu día a día es que tu dieta habitual tenga todos los nutrientes necesarios. La proteína, procedentes de las carnes, los pescados y los huevos; los hidratos de carbono que podemos extraerlos de la pasta, el arroz o el pan y las grasas, que están presentes en los frutos secos y los aceites. Ten siempre una dieta estable, en función de tus objetivos, si quieres definir o aumentar tu peso tendrás que comer menos o más, pero siempre debes de meter todos y no olvidarnos de no comer comida basura y de mantenernos siempre bien hidratados.
  • Las dietas y productos milagros: ten esto en cuenta, si coges 6 kilos en un mes, no esperes perderlos en una semana. De hecho, si fueses capaz de hacerlo, el efecto rebote seguramente te hagas bastante daño y pillaras hasta el doble de peso.
  • Los días festivos no es un mes: algunos aprovechan para comer mal durante todo el mes de diciembre y parte de enero, pero no, los días festivos son solo 6, así que no te hagas más daño a ti mismo.
  • No te quedes con las sobras: no caigas en la trampa de quedarte con las comidas sobrantes de Navidad. Recuerda que son, por norma general, comidas grasas y con muchas calorías y si te llevas las sobras, seguirás comiendo más de lo que debes durante más tiempo que estas señaladas fechas.
  • Comienza el día con deporte: si haces esto, no solo estarás más activo para lo largo del día, también habrás aprovechado para quemar algunas calorías extras, que nunca vienen mal en Navidades.
  • No estés en ayuno: esto parece contrario, pero nada más lejos de la realidad. Si estas en ayuno durante mucho tiempo, es posible que tengas algo de ansiedad y al momento de comer, no solo comerás más, sino que escogerás los alimentos que te parecen más ricos y suelen ser los peores. Si no quieres llenarte mucho, puedes tomarte alguna fruta o algunos frutos secos.
  • Lleva ropa ajustada. un truco sencillo, si vas con ropa ajustada y te llenas, te sentirás mal y presionado; mientras que si decides optar por ropa amplia es posible que sigas comiendo mucho más.
  • No comas durante el aperitivo: si lo que quieres es no coger peso, cuidado con los aperitivos previos a la cena, estos te hincharán bastante y aun así estarás «obligado» a cenar con tu familia.
  • Elige bien tus platos: Si eres tú quién hace la cena o al menos, se celebra en tu caso, puedes optar por hacer un menú rico y con alimentos saludables y bajos en calorías, como el pavo o la merluza. Pero si eres un invitado, siempre puedes escoger entre los platos que tengas en la mesa, o al menos, comer menos si se tratan de alimentos muy calóricos.
  • Cuidado con la bebida: sabemos que es complicado no beber nada durante la cena familiar o las quedadas con nuestros amigos,  pero siempre puedes marcarte un límite. Por ejemplo, toma solo 1 copa de vino durante la cena o con la comida y cuándo estés con tus amigos, reduce a 2 o 3 cervezas. Recuerda que si te excedes, al día siguiente tampoco tendrás un buen cuerpo para hacer deporte.
  • Los postres: a nadie le amarga un dulce, hasta que ve que ha comido demasiados y que ha cogido algo de peso, ahí posiblemente no estarás tan contento. Ten cuidado con los postres navideños, ya que por una pequeña porción estarás metiendo muchísimas calorías en forma de azúcar y de grasas malas.
  • Cuidado con las salsas: Las salsas, a pesar de estar muy buenas, pueden ser un peligro. Ten en cuenta que suman muchísimas calorías y no solemos controlar la cantidad que nos echamos, así que aunque podrías probar un poco, te aconsejamos que optes, por ejemplo, por un chorrito de aceite de oliva.
  • Cuidado con el tamaño de tu plato: que sea Navidad no es una excusa para que comas de todo y en grandes cantidades, no seas avaricioso. Lo mejor es que comas lo justo para llenarte y aprovecha si en tu mesa hay verduras o ensaladas, para comer más de esos platos, ya que son bajos en calorías.
  • Bebe más agua: beber más agua durante estas fechas es clave, no solo en las comidas, también entre horas; para que estés más lleno y saciado, de esta forma no beberás tanto vino o cerveza y también comerás menos.
  • Haz verduras y platos al horno: Tanto si cenas en tu casa como en la de un familiar, puedes elegir las verduras y platos al horno para evitar que tengan tanta grasa.
  • No comas demasiado entre horas: en estas fechas, en todas las casas suelen ponerse bandejas con turrón y otros dulces y te recomendamos que no comas de ellas, pero que si te apetece picar elige otros alimentos como hortalizas o los frutos secos.
  • No todo es comer durante la Navidad: puedes hacer muchas durante la Navidad con familia y amigos, además de estar comiendo todo el día. Siempre puedes salir a pasear por tu parque con los más pequeños de la familia o ir a hacer deporte con tus amigos.
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar