Escrito por

La adiccion al ejercicio

Se habla mucho de la posibilidad de convertirse en adicto al llamado “éxtasis del corredor” y al ejercicio en general. Se dice que el ejercicio libera ciertos químicos que dan sensación de placer en el cerebro conocidos como endorfinas. El mismo compuesto que se libera al comer chocolate o estar enamorado. Esto se dice principalmente de los que practican carrera, porque mientras más corran, mayor probabilidad tendrán de entrar en este éxtasis.

Si bien los estudios al respecto no fueron realizados en seres humanos (sino en ratas), pareció que los sujetos que realizaban ejercicio y eran tratados con Naloxona (una droga utilizada para contrarrestar la sobredosis de opio y provocar síntomas de abstinencia inmediata) tuvieron un nivel mucho más alto de síndrome de abstinencia.

La conclusión final parecía indicar que el ejercicio, al igual que el abuso de drogas, lleva a la liberación de neurotransmisores como las endorfinas y la dopamina, que se relacionan con la sensación de recompensa. Como con la ingesta de alimentos y muchas otras cosas, moderarse parece ser la clave, ya que siempre que no interfiera con otros aspectos de la vida, el ejercicio es una parte vital para llevar una vida sana a nivel tanto físico como mental.

Por supuesto, mucha gente dirá que si bien el ejercicio se siente genial, no tiene nada que ver con una adicción. Aunque es muy probable que todos conozcamos a alguien que haya llevado el ejercicio al extremo.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos