¿Qué es el entrenamiento funcional? Cómo se hace, beneficios, desventajas y las mejores rutinas

A la hora de entrenar, las innovaciones son cada vez más habituales y más específicas. Los especialistas buscan la personalización absoluta de cada entrenamiento y eso es, precisamente, lo que promulga el entrenamiento funcional. Si no has oído hablar nunca de este concepto, te contamos todo sobre el mismo. ¿Qué es el entrenamiento funcional? Cómo […]
RutinasEntrenamiento

A la hora de entrenar, las innovaciones son cada vez más habituales y más específicas. Los especialistas buscan la personalización absoluta de cada entrenamiento y eso es, precisamente, lo que promulga el entrenamiento funcional. Si no has oído hablar nunca de este concepto, te contamos todo sobre el mismo. ¿Qué es el entrenamiento funcional? Cómo se hace, beneficios, desventajas y las mejores rutinas

A pesar de ser algo complicado de definir, el entrenamiento funcional está pensado para cada una de las personas que lo realiza. Y es que, además de fortalecer el cuerpo y mejorar el tono físico, el entrenamiento funcional ayuda al individuo a estar en conexión con el entorno. De paso, promueve una mejora notable de salud, ritmo de vida, corrección de posturas y prevención de lesiones. ¿Qué es el entrenamiento funcional? Cómo se hace, beneficios, desventajas y las mejores rutinas

¿Qué es el Entrenamiento Funcional?

Lo primero de todo es saber qué es el entrenamiento funcional. Lo cierto es que se puede definir de forma sencilla, diciendo que es un entrenamiento con un objetivo determinado. De ahí lo de funcional.

No obstante, definir qué es el entrenamiento personal, pasa por decir que son ejercicios que potencian tareas funcionales. Este entrenamiento, además de fortalecernos, nos ayudará a mejorar posturas y acciones del día a día, evitando riesgos, lesiones y malas praxis habituales.

Obviamente, para que un entrenamiento funcional sea efectivo, debe estar personalizado para cada persona. Ahí es donde entra la figura del entrenador y la creación de un circuito específico para cada persona. El objetivo es adaptar sus características para alcanzar su meta. En este caso, teniendo en cuenta factores como la edad, complexión, lesiones o, incluso, estado anímico.

El entrenamiento funcional trabaja zonas como el core, el tren inferior y superior, así como el cuerpo entero. El objetivo de esta disciplina es potenciar la estabilidad, la fuerza, el equilibrio y la propiocepción de cada persona. De ahí que cada deportista tenga su propio entrenamiento funcional.

Los beneficios del Entrenamiento Funcional

Obviamente, los beneficios del Entrenamiento Funcional son tremendos.

  • Quema grasa – El entrenamiento funcional se basa en movimientos intensos y reiterativos en un lapso corto de tiempo, lo que promueve un gran gasto calórico. Es decir, quemamos grasa y favorecemos la aceleración del metabolismo. Si cuidas la alimentación, estarás muy cerca de tener un cuerpo perfecto.
  • Trabajo en cadenas musculares – Lo bueno de los entrenamientos funcionales que trabajan cadenas de músculos, y no músculos aislados. Esto mejora la eficiencia del trabajo y deriva en unos resultados más satisfactorios a todos los niveles.
  • Corrige posturas – Con los entrenamientos funcionales trabajamos mucho el core, es decir: oblicuos, suelo pélvico, abdomen y diafragma. Al fortalecer toda esta zona, no sólo mejoramos y corregimos posturas, sino que además, ganamos en estabilidad y flexibilidad.
  • Cero lesiones – La clave para no lesionarse entrenando, es ejecutar correctamente los ejercicios y, esos mismos movimientos, aplicarlos al día a día. Así, manteniendo posturas correctas cuando nos sentamos, nos agachamos o cargamos algo, por ejemplo, evitaremos lesiones, tirones, contracturas o dolores varios.

  • Complemento de otras disciplinas – Los entrenamientos funcionales fortalecen zonas del cuerpo que, a la postre, se usan en otros deportes. Hablamos de tenis, fútbol o running, por ejemplo. No sólo mejora el estado físico, sino que ayuda a evitar lesiones y multiplica la capacidad de reacción, capacidad atlética y velocidad de movimientos
  • Ayuda a hacer amigos – No es broma. Los entrenamientos funcionales están previstos para hacerse en grupo, lo que favorece las relaciones sociales y ayuda a conocer gente nueva. Además, tener a alguien conocido, es un extra de motivación para seguir mejorando.

Las desventajas del Entrenamiento Funcional

A pesar de ser una disciplina muy positiva, también conviene reseñar las desventaja del entrenamiento funcional. Y es que, como todo, tiene sus riesgos y complicaciones.

  • Riesgo de lesión – Sí, hemos dicho que el entrenamiento funcional ayuda a prevenir lesiones, pero hasta llegar al punto que queremos, nos arriesgamos a lesionarnos. El motivo es que este entrenamiento funcional implica muchas partes del cuerpo no ejercitadas con anterioridad, lo que implica un riesgo real para la salud, al no estar tan dirigido como los entrenamientos convencionales.
  • Limitado crecimiento muscular – Si queremos un incremento rápido de masa muscular, el entrenamiento funcional no es lo más indicado. Eso sí, con paciencia y trabajo, el crecimiento será de una calidad tremenda, pues se fortalecerá todo el grupo muscular, no sólo una zona.
  • Trabajo en grupo – Entrenar con más personas tiene sus ventajas. Ahora, si eres de los que prefiere trabajar por tu cuenta, mejor que descartes los entrenamientos funcionales grupales.

Las mejores rutinas de Entrenamiento Funcional

Para terminar, te dejamos con las mejores rutinas de entrenamiento funcional. En este caso, dos rutinas de cuerpo completo con las que tener una guía con la que trabajar.

Rutina de entrenamiento funcional 1

  • Press plano con mancuernas – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-3)
  • Press de hombros sentado – 3 x 12 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Remo con barra – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-3)
  • Jalón al pecho – 3 x 12 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Sentadillas Goblet – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Peso muerto rumano – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Press Pallof en polea – 4 x 10 repeticiones – 15 segundos de descanso (RIR 1-2)

Rutina de entrenamiento funcional 2

  • Press de hombro sentado – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-3)
  • Press plano con mancuernas – 3 x 12 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Dominadas – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-3)
  • Remo con barra – 3 x 12 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Peso muerto rumano – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Sentadillas Goblet – 4 x 10 repeticiones – 90 segundos de descanso (RIR 1-2)
  • Plancha isométrica – 10 x 10 segundos – 10 segundos de descanso

Además, os dejamos algunos vídeos con rutinas de entrenamientos funcionales y ejercicios que podéis hacer, tanto en casa, como en el gimnasio. Conviene tener a alguien que nos personalice el entrenamiento funcional y lo adapte a nuestras necesidades. No obstante, nunca está de más verlo en un vídeo para saber si seremos capaces de aguantarlo.

Entrenamiento funcional Nivel 1

Ejemplo de entrenamiento funcional Nivel 2

Entrenamiento funcional Total Body

También te puede interesar:

También te puede interesar

Un Comentario en “¿Qué es el entrenamiento funcional? Cómo se hace, beneficios, desventajas y las mejores rutinas”

  1. Laura dice:

    El balón medicinal no es lo mismo que el fitball.