Escrito por

Elevaciones del tronco en suspensión en el banco

Pies fijados en los cojines, tronco en el vacío, manos detrás de la cabeza, inspirar y elevar el tronco para intentar tocar las rodillas con la cabeza, procurando incurvar siempre la columna vertebral. Espirar al final de la contracción.

Este ejercicio es excelente para desarrollar el recto mayor del abdomen. También solicita, aunque de forma menos intensa, los músculos oblícuos. Cabe señalar que durante la anterversión de la pelvis intervienen de forma importante, el recto anterior, el psoas ilíaco y el tensor de la fascia lata.

RutinasEntrenamiento

Newsletter