Escrito por

El HIT (High Intensity Training)

El HIT (High Intensity Training) es un sistema de entrenamiento que se popularizó en los años 70 por Arthur Jones. Él decía: “Todo lo relacionado con el ejercicio puede ser explicado en menos de 1000 palabras, es más, en realidad puede ser explicado en unas pocas palabras: “Entrena duro, entrena breve, entrena de vez en cuando y recuerda que los resultados serán directamente proporcionales a lo buena que sea tu genética.

Principios del HIT

Los principios fundamentales del HIT son que el ejercicio debería ser breve, infrecuente e intenso. Los ejercicios se hacen un nivel de esfuerzo y de intensidad extremos, pensando que así se estimula el cuerpo entero y se genera masa muscular y fuerza. Los defensores del HIT defienden que este sistema es el mejor para adquirir volumen y fuerza por encima de los demás, que usan cargas menores y un mayor volumen de trabajo.

A medida que la fuerza incrementa, las técnicas del HIT harán que la relación peso/resistencia aumente también, provocando que los músculos sean más propensos a estimular futuras mejoras de volumen. En HIT se cree que hay una relación inversa entre cómo intenso y un duradero un ejercicio puede ser. El resultado es que las sesiones de entrenamiento de intensidad muy elevada son, a la vez, muy cortas. Después de un entrenamiento de HIT, como pasa con cualquier sistema de entrenamiento, el cuerpo requiere un período de tiempo para recuperarse y asimilar el trabajo que se ha realizado, así que es un sistema que se basa mucho en el descanso y en la recuperación, aspectos a los que se le da mucha más importancia en el resto de métodos. De todas maneras, cualquier sistema debería permitir una recuperación adecuada entre entrenamientos.

Mientras que muchas rutinas de HIT tienen una serie por ejercicio, se entrena tres veces a la semana y todo el cuerpo, hay muchas variaciones en cuanto al número de ejercicios y series que se hacen por sesión. La tendencia, no obstante, es mantener el nivel de esfuerzo muy elevado y entrenamiento breve, dándole mucha importancia a la cadencia de un levantamiento, siendo éste mucho más lento que en cualquier otro sistema de entrenamiento.

Los defensores del HIT son muy insistentes con el control extremo de la cadencia y de mantener una técnica perfecta, haciendo hincapié en no hacer trampas con otras partes del cuerpo para ayudarse a levantar la carga. Algunas variaciones del HIT, sin embargo, no le dan tanta importancia a esto y sólo dicen que se levante el peso de forma suave y con un ritmo continuado. En algun0s casos se llega a rozar el absurdo con repeticiones que pueden durar hasta 30 segundos.

Se recomienda también dentro de la filosofía del HIT el uso de negativas, forzadas y muchos otros métodos para llevar más allá los músculos que se están entrenando. Se dice que esto estimulará más si sabe el crecimiento y la fuerza, ya que los músculos son más flojos en la parte positiva (contracción) de los ejercicios. Aunque no seas capaz de levantar una carga para hacer otra repetición, seguramente serás capaz de mantener estática durante más tiempo y luego hacer descender la carga de forma controlada. Hasta que las tres (levantamiento, mantenimiento y descenso) partes del ejercicio no puedan ser llevadas a cabo de manera controlada, no se puede realmente decir que el músculo está fatigado.

Controversia

Hay que decir también que hay un gran número de escépticos que está totalmente en contra de la metodología del HIT. Esencialmente, se basan en que el HIT rompe los esquemas de lo que es el entrenamiento con pesas convencional.

En los primeros años del HIT, éste se puso mucho de moda. Mike Mentzer diseñó una rutina que era tan breve y tan intensa que se decía que sólo los culturistas avanzados con una buena genética podían esperar resultados de ella. Sin embargo, se demostró que todo era false con un estudio en el que se probó que la gran mayoría de personas “normales” de gimnasio progresarían más con un entrenamiento convencional que con éste.

Comparación del HIT con otros sistemas de entrenamiento

El HIT se enfoca en cada parte del cuerpo con un solo ejercicio y una serie de 8 a 12 repeticiones, llegando al fallo absoluto. La cadencia ha de ser supuestamente suave y no siempre muy lenta. Si se hace correctamente, el TUT (tiempo que el músculo está bajo tensión) en una rutina de HIT viene a ser mismo que el de un entrenamiento típico de gimnasio, incluso siendo mayor en algunos casos.

Muchos culturistas en la actualidad usan o han usado el HIT para ayudarles a salir de un estancamiento, es decir, cuando otros sistemas han dejado de darles el resultado que esperaban.

RutinasEntrenamiento

Newsletter