Escrito por

Correr

Correr es uno de los ejercicios más practicados en la población normal, es un proceso complejo que requiere la coordinación de todo el cuerpo . Bien es sabido, que cada uno corremos de una manera distinta, aunque los movimientos básicos son comunes.

Descrito de una manera muy superficial, correr es una secuencia de pasos en las que se alternan una y otra pierna.

Cada vez que hacemos todo el ciclo de una pierna, estamos llevando a cabo tres movimientos que para todos es común: apoyo o contacto, impulso y recuperación.

  • La fase de apoyo se da cuando el pie entra en contacto con el suelo apoyando en él todo el peso del cuerpo. Al hacer el contacto la rodilla se flexiona, dependiendo del estilo de la carrera habrá una magnitud distinta de flexión, más dinámica o más rígida.
  • Esta fase se ve unida rápidamente a la de impulso, tan ligada a ella que parece una parte más de la fase de apoyo. La rodilla de la pierna que impulsa se extiende, el pie empuja hacia atrás y hacia abajo.
  • En la fase de recuperación el pie que impulsa pierde contacto con el suelo y termina cuando el pie vuelve a tocar el suelo volviendo a la fase de apoyo.

Siempre hay una pierna en recuperación mientras que la otra pierna está pasando por la fase de apoyo e impulso, sólo hay un pequeño instante en que ambas piernas se encuentran en recuperación cuando el corredor salta.

Encontrar la técnica adecuada es fundamental para correr de manera eficaz. También es importante utilizar un pulsometro mientras corres para conocer cuál es el nivel que estás llevando, por ejemplo si quieres perder peso no deberías de estar por debajo de 120 pulsaciones.

imagen:wikipedia