Los mejores ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu técnica de fútbol

El fútbol es un deporte de equipo, en el que la técnica individual puede resultar determinante. Por tal motivo, mejorar el aspecto técnico a nivel personal, nunca está de más. Si estás por la labor pero no sabes cómo ni dónde hacerlo, te lo ponemos fácil. Los mejores ejercicios que puedes hacer en casa para […]
RutinasEntrenamiento

El fútbol es un deporte de equipo, en el que la técnica individual puede resultar determinante. Por tal motivo, mejorar el aspecto técnico a nivel personal, nunca está de más. Si estás por la labor pero no sabes cómo ni dónde hacerlo, te lo ponemos fácil. Los mejores ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu técnica de fútbol

Los mejores ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu técnica de fútbol

No todo el mundo tiene a mano una pista de fútbol o un espacio en el que entrenar. En tal caso toca improvisar y usar lo que tenemos a mano: la casa. No es lo más adecuado pero es una forma de de comenzar a mejorar y ya habrá tiempo para buscar sitios más amplios. De momento, puedes ir practicando con los mejores ejercicios que puedes hacer en casa para mejorar tu técnica de fútbol

Básicamente, estos ejercicios te ayudarán a mejorar tu control del balón, la calidad de tu regate y a desenvolverte en espacios reducidos. Al final, el fútbol moderno se juega a gran velocidad y en muy poco campo, así que entrenar en casa puede ser muy útil. Obviamente, vas a necesitar un balón. A partir de ahí, con mover una mesa, podrás empezar a mejorar tu técnica.

Ground moves

Estos movimientos son una combinación del fútbol callejero, el freestyle y el fútbol sala. Curiosamente, las dos disciplinas futbolísticas donde más prima la calidad individual. No es casualidad. Básicamente, consiste en imitar los movimientos del fútbol callejero en un espacio de un metro cuadrado. Pisa el balón, arrástralo, toca de tacón, cámbialo de pie… Debes notar que el balón está controlado en todo momento

Se trata de ejercicios, a priori sencillos y reiterativos, pero que te darán un absoluto control del balón. Tu técnica dará un salto de calidad tremendo, ganando fluidez, coordinación y confianza con la bola en los pies. Y lo mejor es que los puedes hacer en cualquier rincón de tu casa.

Además, una de las grandes ventajas que te aportarán los ground moves es la posibilidad de mejorar tu pierna menos buena. Estos movimientos debes implementarlos con las dos piernas. Así, con práctica y paciencia, verás como la pierna de apoyo, comienza a ser también un arma peligrosa con el balón a su lado.

Estos ground moves llevan tiempo. Parecen sencillos pero debes llegar al punto en el que no se te vaya nunca la bola y, sobre todo, que la domines con las dos piernas. No tengas prisa. Puedes comenzar con series de 15 repeticiones e ir aumentando. En principio, prueba con un solo ejercicio y, cuando lo domines, mezcla los movimientos de forma improvisada. Verás que salen casi solos.

Toques

Un clásico al que mucha gente no le da el valor que realmente tiene. La realidad es que los toques o dominadas son un ejercicio que te proporcionará una técnica superlativa, de la forma más sencilla. Eso sí, como estamos en casa, busca una zona sin nada que romper. Tampoco tengas problema en usar una pelota de gomaespuma o más pequeña. Cuanto más complicados los toques, más afinarás tus capacidades

El secreto para hacer lo que quieras con la pelota, es estar en contacto constante con ella. En un partido, las veces que tocas el balón son escasas y lo sueltas muy rápido. Debes asegurarte que cada toque que des jugando sea perfecto. Y ahí, los controles son claves. Dominar el balón mediante toques, te permitirá una clarividencia por encima de la media.

Un ejemplo de este ejercicio está en Ronaldinho. Nunca estaba quieto, siempre con el balón en los pies, haciendo magia, inventando y llevando el balón por todo su cuerpo. Este dominio del esférico le permitía dominarlo por completo en el partido. No todos los pases te van a ir al pie durante un partido y eso también hay que entrenarlo.

Pases a la pared

Obviamente, este ejercicio depende de tener una pared a la que pasar. No obstante, aquí también puedes usar un balón especial de gomaespuma o una bola de juguete. Al final, sea como sea la bola, no deja ser entrenamiento. Además, si el rebote en la pared es irregular, te ayudará a agudizar los sentidos para recibirla.

Ahora, si la pared está en la calle y estos pases pueden ser aéreos, mejor que mejor. Y es que el objetivo de este ejercicio, es mejorar los controles en pases largos. Algo clave en el fútbol. Un mal control, dará tiempo al defensa a encimarte. Sin embargo, un control decente y orientado, te dará la ventaja justa para pensar y ejecutar

Además, en este ejercicio puedes practicar los pases con ambas piernas. Alterna los tiros a la pared con diestra y zurda. No importa que con la mala no sean tan precisos, ya lo serán, el caso es entrenar y mejorar. Además, si con la pierna mala no sabes dónde irá el pase, mejor que mejor, más complicación para controlar.

Este ejercicio te permitirá mejorar el golpeo, la coordinación, el uso de las piernas, los controles, la anticipación y el control para no romper nada de lo que esté cerca.

Conducción

¿Tienes problemas para conducir la bola? Toca practicar. Llevar el balón controlado y con velocidad es clave en el fútbol actual. Saber manejar las dos piernas, levantar la cabeza, saber dónde estás, qué vas a hacer o dónde están tus compañeros. Todo tienes que hacer en milésimas de segundo y con el balón en los pies. No es fácil pero tampoco imposible.

En este caso, basta con coger el balón y recorrer la casa de arriba a abajo. Que viene un familiar, le regateas. Que se cruza el perro, le driblas. Que tu hermano está desmarcado, se la pones para que marque.

A pesar del poco espacio que ofrece la casa, intenta alternar un toque con cada pierna para conducir, así ganarás confianza con la mala. También debes realizar los cambios de dirección y los regates con la mala, aunque no salgan. Recuerda que estás entrenando y quieres mejorar. Y, sobre todo, controla tus ansias goleadoras porque si chutas, lo normal es que el balón acabe en la televisión. Siempre.

También te puede interesar:

También te puede interesar