¿Cuáles son los beneficios de los entrenamientos de velocidad para el deporte de alto rendimiento?

El deporte de alto rendimiento requiere de un entrenamiento transversal que ayude a mejorar diferentes áreas que pueden tener un impacto directo en nuestra disciplina. De manera progresiva, y con cada vez una cada vez mayor importancia, la incorporación a nuestra rutina diaria de diferentes elementos que nos permiten medir y mejorar la velocidad de nuestros ejercicios para ejecutar el deporte de alto rendimiento es clave.

Este es el caso de Vitruve, uno de los encoder lineales deportivos que mayor expectación está generando entre la comunidad. Convirtiéndose en una de las herramientas que mayores beneficios pueden ofrecernos en términos de mejora de rendimiento.

Una mayor quema de calorías

En el caso del deporte de alto rendimiento, la quema de calorías debe ir controlada de la mano de un equipo de profesionales que determinen cuál es la cantidad adecuada de acuerdo a nuestras necesidades. De este modo, también se determina la cantidad de las mismas que debemos ingerir.

Aumento de capacidad para oxidar la grasa

Una de las principales ventajas que obtenemos a partir de la integración de un entrenamiento de velocidad es el poder de nuestro organismo para aumentar su capacidad de quemar la grasa.

Mejora de la agilidad y de la movilidad

El entrenamiento de velocidad nos permite mejorar tanto la agilidad como la movilidad de nuestras articulaciones. Proporcionando nuevos rangos de movimiento que nos van a permitir mejorar nuestro rendimiento físico a posteriori.

En cualquier deporte que practiquemos, tanto la agilidad como la movilidad son esenciales para llevar a cabo un buen desarrollo del mismo. Además, también permite evitar lesiones, gracias a disponer de un organismo mucho más preparado para cualquier escenario.

Una mejora de nuestro VO2 Max

El concepto de VO2 Max hace referencia a la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede gestionar en una unidad de tiempo definida previamente. En el momento de llevar a cabo nuestra actividad deportiva, es importante conocer que nuestros músculos necesitan de una cantidad de oxígeno para poder trabajar de manera correcta. A mayor cantidad de VO2 Max, mayor será la capacidad de nuestro organismo para correr más rápido.

Nuestra fortaleza mental

Entrenar nuestra fortaleza mental es tan fundamental como llevar a cabo nuestro desarrollo físico. Y, para ello, debemos proporcionar a nuestra mente todos los ingredientes que requiere para poder mejorar al mismo ritmo que el resto de nuestro cuerpo.

Un entrenamiento de velocidad nos permite desafiar la capacidad con la que cuenta nuestra mente para poder soportar la exigencia de un entrenamiento en el que nuestro cuerpo se encuentra al máximo rendimiento durante una mayor cantidad de tiempo a la habitual. De este modo, nos aclimatamos al mismo contexto que experimentamos en una competición de alto rendimiento. Soportando de una manera mucho más efectiva todo lo relacionado con la presión.

Como hemos podido comprobar, son muchos los beneficios que podemos adquirir integrando el entrenamiento de velocidad en nuestra rutina deportiva de alto rendimiento. El desarrollo tecnológico aplicado en el ámbito deportivo durante los últimos años ha provocado que actualmente los deportistas tengan una mayor cantidad de información a la que poder acceder para cubrir todas sus áreas de desarrollo. Opciones como Vitruve, y un buen equipo de especialistas a nuestro servicio, clave para asegurar nuestra mejora.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar