Escrito por Tendenzias

Lumbalgia : síntomas, causas y tratamiento

La lumbalgia, también conocida como dolor lumbar o lumbago, se trata de un dolor que se desarrolla en la parte baja de la espalda y que se origina a partir de las estructuras musculares y estructuras esqueléticas cercanas a la columna vertebral. La lumbalgia puede afectar a personas jóvenes y a personas mayores, además puede producirse tanto en trabajos sedentarios como trabajos activos.

La lumbalgia es una patología que casi todo el mundo sufrirá alguna vez en su vida y es uno de los motivos mas frecuentes de las visitas a los centros médicos. A continuación, os hablaremos como saber si sufres o has sufrido de lumbalgia y que hacer para solucionarla.

Lumbalgia

Lumbalgia : Síntomas de la lumbalgia

La lumbalgia es mas frecuente entre gente de 30 a 60 años, porque es el grupo de edad mas propenso a sufrir distensiones musculares o bien la aparición de un espacio intervertebral (como una hernia discal). Las lumbalgias son distintas en función a los síntomas y dolencias que podemos sentir.

Distensión muscular

  • La lumbalgia nos impide realizar ciertos movimientos, algunos tan simples y sencillos como andar o ponerse de pie.
  • El dolor va desde el glúteo hasta la parte alta del femoral, incluso afecta a la ingle.
  • El dolor que solemos sentir es un dolor sordo, es decir, que es un dolor continuo, complicado de describir y difícil de encontrar el punto exacto.
  • Ciertos espasmos a nivel muscular que podrían a ser complicados y graves para la salud.
  • La zona dolorida es fácilmente localizable simplemente con la palpación.

Hernia discal

  • El dolor se desplaza generalmente de la zona baja de la espalda a las piernas y los pies.
  • Además, el dolor no se reproduce en las dos piernas, solamente en una de ellas.
  • Se trata de un dolor persistente en el tiempo.
  • El dolor puede empeorar si estamos mucho tiempo en la misma situación, es decir, si estamos mucho tiempo sentado o de pie. Por eso movernos o dar pequeños paseos puede aliviar nuestro dolor.
  • No es un dolor sordo, sino que se trata de un ardor o de un hormigueo que recorre la zona.
  • Este dolor suele venir acompañado por la dificultad para mover una pierna o cierto adormecimiento de la zona.

Discartrosis

  • El dolor es crónico y puede llegar a tratarse de un dolor bastante molesto y grave.
  • Aunque se trata de dolores leves, pueden producirse ataques de dolores fuertes o algunos espamos musculares que pueden llegar a persistir días o meses.
  • Cuando estamos sentados durante un tiempo prolongados, el dolor de espalda va en aumento.
  • Si realizamos pequeños paseos o corremos, podemos sentir mejoría respecto a estar simplemente de pie.
  • El dolor se alivia con cambios de posición que nos permitan tener distintas posturas.

Espondilolistesis ístmica

  • El dolor se produce desde las nalgas y desde los femorales.
  • Cuando realizamos una inclinación hacia atrás, el dolor crece.
  • Si nos sentamos, sobre todo con una ligera inclinación hacia atrás, podemos aliviar momentáneamente los dolores.
  • Las piernas estarán mas cansadas de lo habitual, llegando a ser capaz que sintamos hormigueo en las piernas.
  • La musculatura trasera de las piernas tienen una flexibilidad menor.

Ciatica

Lumbalgia : Causas de la lumbalgia

Al igual que hay muchos síntomas y cada uno responde a un tipo de lumbalgia, las causas también serán distintas según el tipo de lumbalgia e incluso depende de otros factores.

Causas de la lumbalgia por la edad

En muchos de los casos, la lumbalgia se encuentra en personas jóvenes con un frecuencia mayor que en personas adultas, de una edad mas avanzada. En el caso de las personas mas jóvenes, hay una posibilidad mas alta de sufrir lumbalgia debido a un aumento del espacio intervertebral, como podría ser el caso de una hernia de disco, o también por alguna lesión muscular en la espalda. Por otro lado están las personas mayores, que es posible que sufran una lumbalgia debido al desgaste o degeneración de articulaciones (artrosis).

Causas de la lumbalgia por distensión muscular

La distensión de algún músculo de la espalda es una de las causas mas frecuentes a la hora de sufrir una lumbalgia. Cuando realizamos levantamientos pesados, ya sea entrenando o trabajando, o incluso al realizar un movimiento brusco o muy poco habitual, podemos provocar desgarros a niveles microscopicos en los ligamentos y en los músculos.

Cuando sufrimos una distensión en la lumbar, puede ir desde un dolor muy leve que no afecte a nuestra rutina hasta dolores mas fuertes que pueden llegar a provocarnos una incapacidad. Por lo general, las distensiones se curan mediante métodos bastante sencillos, será suficiente con descansar, tomar antinflamatorios, realizar ciertos estiramientos y ejercicios específicos para ir progresando, además de aplicarnos cremas de frío y calor.

Causas de la lumbalgia por hernia discal

La lumbalgia, conocida como ciática en algunos casos, se produce por una nervio de la columna lumbar que es comprimido, lo que nos provocará dolor y un pequeño hormigueo y adormecimiento de la zona. Este nervio conecta a los glúteos, femorales, cuadriceps, abductores, gemelos y pies. En el caso de personas jóvenes , la ciática puede incluso producirnos una hernia lumbar de disco. Es recomendable acudir al fisioterapeuta con una frecuencia mayor, además de realizar una serie de ejercicios que nos ayude a fortalecer la zona y nos ayude a reducir los dolores.

Causas de la lumbalgia por discartrosis

La discartrosis lumbar se puede producir a raíz de una lumbalgia, y puede ocurrirle a personas de solo 20 años. La discartrosis  se trata de una enfermedad bastante común y cuando se trata, hay un alto porcentaje de curación. La discartrosis es una enfermedad de desgaste que provoca el desgaste de los discos intervertrebales, lo que genera una inflamación y una ligera inestabilidad de la zona baja de la espalda, provocando los dolores que pueden llevarnos a sufrir una ciática.

Causas de la lumbalgia por espondilolistesis ístmica

La espondilolistesis ístmica se trata del desplazamiento frontal de un vertebra por encima de otra. La mas conocida de todas es la que sucede entre la L5 y la S1, pudiendo llegar a provocar lumbalgia y un fuerte dolor producido por la compresión del nervio. El dolor va creciendo con el paso de los años.

Masaje fisio

Lumbalgia : Tratamiento de la lumbalgia

Para tratar la lumbalgia habrá que tener en cuenta los antecedentes y el tipo de dolor que sufra el paciente. En un alto porcentaje de los casos,no siempre es necesario realizar una cirugía, sino que hay varias modos alternativos para reducir o hacer desaparecer esa lumbalgia. Sin embargo si sufrimos escalofríos, pérdida de peso inexplicable o incontinencia intestinal.

Descanso

El descanso es una de las mejores herramientas para recuperarnos de una lumbalgia. Si descansamos de la actividad deportiva durante una semana ayudará a la recuperación de nuestros tejido, ligamentos y nervios, reduciendo el dolor provocado por la lumbar, sin embargo, no podemos dejar de entrenar durante mas tiempo. Si descansamos durante mas tiempo nuestra musculatura puede llegar a debilitarse, lo cual facilitaría a una mala postura de la columna. Si no realizas ejercicio para poder conseguir mas fuerza y flexibilidad, es posible que llegues a sufrir una lumbalgia bastante duradera, hasta una lumbalgia crónica.

Contrastes de calor y frío

Los contrastes entre el calor y el frío, ya sea mediante compresas, cremas o aguas, facilitan la reducción de la inflamación. A pesar de mucha gente solo elige una opción, lo mas eficaz y recomendable es alternar entre ambas.

Medicamentos

La medicación puede reducir la inflamación, que en la mayoría de los casos es la culpable del dolor, pero también pueden llegar a impedir que las señales de dolores lleguen al cerebro. Hay muchos medicamentos que pueden ayudarnos a combatir los problemas derivados de la lumbalgia, desde medicamentos libres hasta los recetados. Aunque, como todos, los medicamentos pueden provocarnos algunos efectos secundarios, por eso es necesario consultar con un médico especializado.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Ejercicios específicos para la lumbalgia

Debemos de tener en cuenta que a pesar de sufrir una lumbalgia tendremos que realizar deporte, solo que adaptado a nuestra patología. El plan de entrenamiento estará centrado en estos puntos:

  • Ejercicios aeróbicos
  • Ejercicios de fortalecimientos
  • Estiramientos específicos

Para la realización de estos ejercicios de debe llevar una entrenamiento programado y que nos permita progresar, con el objetivo final de conseguir una columna vertebral mas fuerte y con mayor flexibilidad. A pesar de que podemos realizar estos ejercicios en casa, lo aconsejable
es realizar el trabajo con un especialista, acompañado de un médico o un fisioterapeuta.

Ejercicios aeróbicos de bajo impacto

No solamente realizaremos ejercicios para nuestra espalda, también es necesario hacer ejercicio aeróbico de bajo impacto, como puede ser andar o nadar, facilitando el transporte de oxígeno, porque acelera el proceso de curación.

Ajustes quiroprácticos

La contratación de un quiropráctico o de un fisioterapeuta puede ayudarnos a reducir el dolor y la inflamación, además de mejorar nuestros movimientos, el funcionamiento muscular y una corrección sobre la columna vertebral.

Chica masaje

Las inyecciones epidurales de corticoesteroides

Para reducir la inflamación de la zona, se pueden introducir corticoesteroides en el sitio exacto en el que se sufre la dolencia. Los corticoesteroides no curarán los problemas de nuestra espalda, pero si nos ayudarán a tener alivio en la zona, un descenso del dolor que nos permite movernos y ejercitarnos.

Cirugía

La cirugía es el último recurso que se recomienda y solamente cuando no hemos sido capaces de aliviar el dolor mediante los métodos anteriores. A pesar de que someterse a una cirugía siempre será una decisión del paciente, un cirujano experimentado y cualificado puede explicar los distintos tipos de intervenciones cirurguicas y los pros y contras de cada una. Cuando se trata de una ciática, una laminectomía y una microdisectomía pueden ayudarnos a reducir la presión sobre los nervios comprimidos, lo que significa una reducción de dolor.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Para finalizar el artículo os vamos a dejar un vídeo en el cual nos habla de unos ejercicios muy sencillos y prácticos para aliviar el dolor de nuestra lumbar.

RutinasEntrenamiento

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos