Escrito por Tendenzias

La hidratación en el ejercicio

Hoy en Rutinas de Entrenamiento hablaremos sobre la necesidad de llevar a cabo una hidratación perfecta tanto para hacer ejercicio como para la vida diaria, por ello, también hablaremos sobre las consecuencias de una deshidratación leve. ¿Sabías que todas las bebidas hidratan y no sólo el agua?

Todos sabemos que es necesario consumir entre dos libros y dos litros y medio para que el organismo esté perfectamente hidratado.

Algo que no es sabido por todas las personas, es que todas las bebidas hidratan. Por tanto, podemos variar entre diferentes sabores y productos y, conseguir ingerir la cantidad necesaria de líquidos que recomiendan los expertos para disfrutar de una hidratación perfecta. Lo mejor es que disfrutas de un doble beneficio, por una parte estás hidratado y por otra, adquieres la energía y el azúcar que necesitas para hacer tus ejercicios.

Durante el II Congreso de Hidratación Nacional se habló sobre la deshidratación leve, es decir, del 2% y todas las consecuencias que estas suponen:

  • Consecuencias inmediatas: falta de atención y de memoria, y a su vez, un rendimiento bajo.

  • Consecuencias posteriores: falta de concentración, sensación de cansancio y fatiga, o problemas de somnolencia.

La hidratación es fundamental para poder llevar a cabo de manera sana y sin riesgos las distintas rutinas de entrenamiento.

De igual manera es fundamental para todas aquellas mujeres que están embarazadas ya que la toma adecuada de líquidos le ayudará a hacer frente a los cambios que pueda suponer el embarazo. A su vez, es necesaria la ingesta de líquidos para aquellas madres que están en periodo de lactancia para la satisfactoria producción de leche materna.

Las personas mayores tienen la sensación de sed disminuida lo que les hace más vulnerables a una deshidratación ya que solemos beber sólo cuando tenemos sed. De ahí la importancia de que poco a poco seamos disciplinados en la ingesta de líquidos.

RutinasEntrenamiento

Newsletter